TREN ESPECIAL INAUGURAL CON MOTIVO DEL 125 ANIVERSARIO DE LA LÍNEA BARCELONA-FRANCIA

En 2003 se cumplieron 125 años de la llegada del ferrocarril a la frontera francesa. Con tal motivo, y además del resto de actividades organizadas para la ocasión, tuvo lugar la circulación del célebre Tren del Centenario, que abrió la conmemoración a nivel de patrimonio histórico, tras la presentación realizada momentos antes en la sede del Foment del Treball. Todo ello con el Centro de Estudios Históricos del Ferrocarril Español como organizador ejecutivo del conjunto de la conmemoración.

La circulación de este convoy se enmarcó en el lucido acto desarrollado en la estación de Francia de Barcelona que, además de con una exposición histórica, contó con parlamentos de autoridades y representantes. Entre ellos, el del director corporativo de Renfe, José María Lasala, en representación del secretario de Estado de Fomento, Benigno Blanco, quien participó en el recibimiento del convoy. Como anfitriones, en representación de la Comisión Organizadora, figuraron José María de Ibarra, conde de Abásolo, y Carlos Guasch.

La llegada del citado Tren del Centenario, con la célebre locomotora Mataró en cabeza, fue saludada con muestras de júbilo por los presentes, que se congregaban desde tiempo antes en los andenes de la estación. Éstos, a partir de aquel momento, pudieron subir a la plataforma de la máquina y ver sus instrumentos de control, así como acceder a los departamentos de los coches de la histórica composición.

TREN ESPECIAL A LA EXPOSICIÓN DEL 125 ANIVERSARIO DE LA LÍNEA BARCELONA-FRANCIA

En 2003, y dentro de los actos programados con motivo de la llegada del ferrocarril a la frontera francesa, se inauguró en la sede del Arxiu Nacional de Catalunya, sita en la localidad de Sant Cugat del Vallés (Barcelona), una exposición de carácter histórico. Al objeto de trasladar a los invitados institucionales, Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya dispuso el automotor eléctrico de carácter histórico 301. Llegada la hora señalada, éste partió de la estación de la Plaza de Catalunya, en Barcelona, con los invitados a bordo.

La comitiva institucional se hallaba encabezada por José María de Ibarra, conde de Abásolo, presidente de la Comisión Organizadora. Le acompañaban Carlos Guasch, vicepresidente ejecutivo de la misma, y Antoni Herce, presidente de dicha empresa pública, Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya. A su llegada a la estación de Sant Cugat, los presentes se dirigieron a la sede del citado Arxiu Nacional de Catalunya, donde fueron recibidos por su director, Josep Maria Sans, antes de que dieran inicio a los actos allí programados.

TREN ESPECIAL BARCELONA-MONTCADA I REIXAC CON MOTIVO DEL 150 ANIVERSARIO DEL FERROCARRIL

En 2004 se cumplieron 150 años de la llegada del ferrocarril a la localidad barcelonesa de Montcada i Reixac. Para conmemorar debidamente tan importante ocasión, el Ayuntamiento local suscribió con el Centro de Estudios Históricos del Ferrocarril Español el oportuno contrato para el desarrollo de dicho viaje especial y todo lo que tenía que ver con él.

En 1854 había llegado a Montcada i Reixac el primer convoy de ferrocarril. La línea construida no era más que una primera sección de la que se deseaba prolongar hasta la cuenca minera de Sant Joan de les Abadesses, a fin de allegar a Barcelona los carbones extraídos en aquellas minas pirenaicas.  La sociedad explotadora se denominaba Compañía del Camino de Hierro del Norte.

Para el viaje conmemorativo se eligió el célebre Tren del Centenario, el cual partió de la estación barcelonesa de Sant Andreu Comtal. En él viajaban los miembros de la Corporación Municipal, con su alcalde César Arrizabalaga al frente, los organizadores y diversos invitados institucionales. Entre ellos, Manuel Ibarz, presidente de la Comisión de Política Territorial del Parlament de Catalunya. La circulación del convoy hasta destino, que resultó un clamoroso éxito, fue seguida por numerosas personas.

La entrada del tren en la estación de destino revistió también una gran brillantez, pues además del numeroso público allí congregado, figuraba una nutrida representación infantil de todas las escuelas de la localidad. Los presentes asistieron a continuación a las intervenciones del alcalde local, el citado César Arrizabalaga, y del representante de la organización, Carlos Guasch, que ocupó la plataforma de la máquina junto a Jordi Casadesús.

TREN ESPECIAL BARCELONA-CERDANYOLA CON MOTIVO DEL 150 ANIVERSARIO DEL FERROCARRIL

En 2005 se celebró el 150 aniversario de la llegada del ferrocarril a la localidad de Cerdanyola del Vallés. Para conmemorar brillantemente tan señalada ocasión, el Ayuntamiento local suscribió con el Centro de Estudios Históricos del Ferrocarril Español el correspondiente contrato para todo cuanto tenía que ver con el desarrollo de dicho viaje especial.

En 1855 el primer convoy de ferrocarril de su historia había hecho su entrada en Cerdanyola del Vallès. El tramo inaugurado no era más que un primer paso en la construcción del que sería el gran eje ferroviario destinado a conectar la capital catalana con Zaragoza y con Madrid. La línea, de más de 300 kilómetros, sería construida con capital autóctono y en base a técnicos y trabajadores del país.

Para realizar el viaje especial se eligió, como en otras ocasiones, el Tren del Centenario. Éste partió de la estación barcelonesa de Sant Andreu Comtal, llevando a bordo a los organizadores y a diversos invitados institucionales. La circulación del convoy hasta destino fue seguida por muchas personas a lo largo del trayecto. Tras una primera parada en la estación de Cerdanyola-Ripollet, el convoy prosiguió su marcha hasta llegar a la de Cerdanyola-Universitat.

A su llegada, éste era esperado por la Corporación Municipal, con su presidente, Antoni Morral, al frente. La recepción del convoy tuvo lugar entre vítores y aplausos, siendo muy celebrado por el público asistente el hecho de que se hallara presente un lucido grupo de figurantes ataviados con vestimentas de época. Los parlamentos institucionales que tuvieron lugar a continuación, corrieron a cargo tanto del citado alcalde local, Antoni Morral, y otros miembros de su equipo, así como de Ricardo Oliver y Carlos Guasch por parte de la organización.

TREN ESPECIAL A LA EXPOSICIÓN DEL 75 ANIVERSARIO DE LA CONEXIÓN PUIGCERDÀ-LA TOUR DE CAROL

En 2005 y dentro del conjunto de actos programados con motivo del 75º Aniversario del enlace internacional por la Collada de Toses, se inauguró en la sede del Arxiu Nacional de Catalunya, sita en la localidad de Sant Cugat del Vallés (Barcelona), una exposición de carácter histórico.

Como en ocasiones anteriores, y a fin de trasladar a los invitados institucionales, Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya dispuso el automotor eléctrico de carácter histórico 301. Una vez embarcados los invitados institucionales que debían hacer el recorrido previsto, éste partió de la estación barcelonesa de Plaza de CatalunyaA su llegada a la estación de Sant Cugat, los presentes tomaron el autobús que la empresa ALSA había dispuesto para la ocasión y partieron hacia la sede del citado Arxiu Nacional de Catalunya

La comitiva institucional se hallaba encabezada por Ricardo Oliver y Carlos Guasch, en representación del Centro de Estudios Históricos del Ferrocarril Español, a quienes acompañaban Maria Teresa Aragonés, presidenta de la Comisión de Cultura del Parlament de Catalunya, Josep Maria Rovira, delegado del Col·legi d’Enginyers Industrials de Catalunya, y otros representantes. A su llegada, fueron recibidos por Ramon Alberch, subdirector de Arxius de la Generalitat de Catalunya, y por Josep Maria Sans, director del propio Arxiu Nacional.

TREN ESPECIAL DE CLAUSURA DEL 75 ANIVERSARIO DE LA CONEXIÓN PUIGCERDÀ-LA TOUR DE CAROL

Alcanzados los diferentes hitos programados en el marco de la conmemoración del 75 aniversario del enlace ferroviario internacional hispano-francés por la Collada de Tosas, cuya organización ejecutiva corría a cargo del Centro de Estudios Históricos del Ferrocarril Español, quisó concluirse la efeméride con unos actos de clausura de lo más lucido.

Al efecto se propuso al Ministerio de Defensa, uno de nuestros patrocinadores, la organización de un convoy conmemorativo formado por material histórico. Concretamente, por la locomotora de vapor San Fernando, así como por el coche salón procedente de la antigua Cía. de los Caminos de Hierro del Norte de España. Todo ello acompañado del correspondiente furgón de apoyo. A mayor abundamiento, se propuso también que fuera el propio titular de la cartera quien presidiera los actos programados con tal motivo.

Concretados los diferentes aspectos logísticos y situada la composición conmemorativa en la estación de Vic, la locomotora, que se encontraba a cargo de personal militar especialmente desplazado, estuvo encendida desde primera hora de la mañana del día señalado para el viaje. Finalizado el acto institucional previo que había tenido lugar en el exterior de la estación, la comitiva oficial, encabezada por José Bono, se dirigió a los andenes, embarcando a bordo del coche salón poco antes de la partida del tren.

Después de abandonar la estación de la capital de Osona, el espectacular convoy fue recorriendo el trayecto previsto y atravesando los bellos paisajes que lo caracterizan. Tras animada charla con nuestro presidente, Ricardo Oliver, el ministro quiso descender del coche salón en la primera de las paradas programadas. Así, en los andenes de la estación de Manlleu tuvo ocasión de saludar a la Corporación Municipal, con su alcalde al frente, y a un numeroso grupo de niños que se habían desplazado hasta allí. 

Tras las despedidas y el silbido de la locomotora, el convoy reanudó su marcha. Desde la cabina de la máquina, a cuyos mandos figuraba como en otras ocasiones el jefe de maquinistas Jordi Valero, no dejaban de observarse multitud de curiosos distribuidos durante el tránsito y dispuestos a inmortalizar con sus cámaras el paso de tan singular composición. En un momento dado, el ministro, en presencia del general Francisco Boyero, inspector general del Ejército, fue obsequiado por Francisco Javier Navarro, coronel jefe del Regimiento de Ferrocarriles N.º 13, con una reproducción en miniatura de la locomotora que remolcaba el convoy.

Durante el resto del trayecto, José Bono, siempre acompañado por nuestro presidente Ricardo Oliver, en su calidad de presidente ejecutivo de la conmemoración, fue recibiendo y conversando con muchos de los miembros de la comitiva. Entre sus componentes se hallaban numerosos diputados parlamentarios de diferente adscripción, titulares de diversas administraciones y delegados de  varias entidades de la sociedad civil. Se hallaban también presentes los representantes de Renfe y de ADIF.

Poco a poco y siempre siguiendo el curso del río Ter, el tren fue acercándose a la capital del Ripollès, donde le aguardaba una inmensa multitud. Tras hacer su entrada en la estación y descender del coche la comitiva oficial, darían lugar los actos institucionales programados dentro de la clausura de la efeméride tan brillantemente cerrada. Por la tarde, y antes del regreso del tren especial, la Corporación Municipal de Ripoll no quiso dejar de fotografiarse en su conjunto con Ricardo Oliver y Carlos Guasch.   

TRENES ESPECIALES MIRANDA DE EBRO-ALSASUA CON MOTIVO DEL 150 ANIVERSARIO DEL FERROCARRIL

Al iniciarse el año 2012 muchas miradas estaban puestas en el 150 aniversario de la llegada del ferrocarril a la localidad de Miranda de Ebro (Burgos). Para conmemorarlo, y dado lo señalado de la ocasión, se barajaba desde tiempo atrás la posibilidad de organizar toda una serie de actividades del más variado carácter que no pudieran dejar indiferente a nadie.

En 1862 llegaba a la burgalesa localidad de Miranda de Ebro, el primer convoy ferroviario de su historia. El tramo inaugurado en aquel entonces constituía un nuevo paso de la línea general que, desde muchos años atrás, trataba de alcanzar la capital vizcaína y su importante puerto marítimo, que había quedado al margen de la gran línea Madrid-Irún. La línea, además de convertirse en conexión obligada de las relaciones Norte-Sur, daría lugar al nacimiento del que sería el gran nudo de conexión ferroviaria del Norte de España.

Con este motivo, el Museo del Ferrocarril III Generaciones, con sede en Miranda y dirigido por Julio García Mendoza, quiso organizar estos actos, dándoles el más variado y lucido carácter. Actos institucionales, conferencias, exposiciones, etc. Y, como colofón, una serie de circulaciones ferroviarias con material histórico en el que pudieran participar todos los mirandeses.

Dicho museo local puso esta faceta concreta de la conmemoración en manos del Centro de Estudios Históricos del Ferrocarril Español, que se puso acto seguido a organizar la compleja logística derivada de cuatro circulaciones conmemorativas con tracción a vapor a realizar entre la localidad burgalesa y la localidad navarra de Alsasua. Para ello prestó también su auxilio logístico el Mueso del Ferrocarril de Madrid, cuyo director, Miguel Muñoz, quiso estar presente personalmente en los actos desarrollados.

La espectacularidad de los convoyes programados, en cabeza de los cuales decidimos poner la célebre locomotora Guadix, motivó unos niveles de participación asombrosos que llevaron a una presencia masiva de público en la estación y un seguimiento de los convoyes durante sus trayectos de lo más acusado. El primer viaje fue despedido en andenes por toda la Corporación Municipal.

Las circulaciones del segundo día contaron con una nevada imprevista que sorprendió al convoy durante su recorrido. Ello permitió, todavía más, realzar la plasticidad del viaje y captar algunas imágenes singulares. El personal, no obstante, tuvo que desempeñar su labor en condiciones realmente duras.

TREN ESPECIAL DE PRESENTACIÓN DEL TREN TURÍSTICO “COSTA BRAVA”

En 2012 tuvo lugar la organización del viaje piloto de presentación del servicio regular a prestar por el Tren Turístico “Costa Brava”. Éste, destinado a recorrer los bellos paisajes ampurdaneses mediante una composición de carácter histórico, fue presentada a los medios de comunicación y a la sociedad en general mediante una circulación especial remolcada por locomotora de vapor.

La gestación y puesta en marcha de este servicio turístico-cultural era fruto de un largo proceso iniciado a instancias del Centro de Estudios Históricos del Ferrocarril Español y del Ayuntamiento de Portbou algunos años antes. La finalidad era dotar a la zona más septentrional de la costa gerundense (llegando hasta la propia frontera) de un servicio turístico de alto contenido y potencia cultural.

Restaurados los vehículos del mismo y formalizados los compromisos con administraciones locales y otros interlocutores, quiso celebrarse así la implementación de este instrumento de dinamización social y económica. En la estación de Figueres se congregaron numerosas personalidades. Entre ellas, Pere Macias, portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados del Grupo Parlamentario de Convergència i Unió, así como otros representantes. Entre ellos Enric Millo, actual subdelegado del Gobierno en Cataluña.

Llegada la hora previamente fijada, el convoy abandonó los andenes de la estación llevando a bordo una nutrida representación del mundo político, empresarial y cultural de las comarcas de Girona y de toda Cataluña. Entre ellos, Santiago Vila, alcalde de Figueres, así como Ricard Font, director general de Transports i Mobilitat de la Generalitat de Catalunya. Así mismo, se hallaban presentes Domènec Espadalé, presidente de la Cambra de Comerç de Girona, Joan Vilalta o Josep Pascal, entre otros. 

El convoy histórico de presentación efectuó todo el recorrido entre el clamor de cuantos se habían apostado a lo largo del trayecto para contemplar su paso e inmortalizar tan histórica e inusual circulación por aquella zona. Llegados a la localidad fronteriza de Portbou dieron inicio los actos institucionales, en cuyo transcurso tuvieron lugar una serie de intervenciones.